Beneficios de la vitamina C para la piel

¿Qué es la vitamina C?

Para combatir el proceso antienvejecimiento, muchas personas comienzan por investigar los beneficios de la vitamina C para la piel. Pero es útil aprender primero más sobre la vitamina C y los beneficios generales antes de aplicarla en la piel.

La Oficina de Suplementos Dietéticos está de acuerdo en que la vitamina C es una vitamina soluble en agua que se encuentra naturalmente en los alimentos y que está disponible como suplemento dietético. También se le conoce como ácido L-ascórbico.

La vitamina C es esencial para la biosíntesis de colágeno, neurotransmisores y L-carnitina. También es necesario para el metabolismo de las proteínas, lo que significa que es increíblemente importante para la salud en general.

El consumo de vitamina C puede aumentar los niveles de antioxidantes en la sangre , ayudar a reducir la presión arterial alta , reducir el riesgo de enfermedades cardíacas y ayudar a prevenir la deficiencia de hierro .

La vitamina C también ayuda a estimular su sistema inmunológico al estimular la producción de nuevos glóbulos blancos . También puede acortar el tiempo de curación de las heridas . Incluso se ha demostrado que reduce los tiempos de recuperación en pacientes enfermos.

Las propiedades defensivas de la vitamina C también se trasladan a la piel. De hecho, los estudios demuestran que la vitamina C es vital para el sistema de defensa de la piel. Esta vitamina se transporta a la piel y actúa como un poderoso antioxidante que fortalece las barreras que impiden que gérmenes y patógenos ingresen al cuerpo.

Con todo esto en mente, probablemente te estés preguntando, ¿por qué la vitamina C es buena para la piel?

¿Qué hace la vitamina C por tu piel?

Uno de los principales beneficios de la Vitamina C en el cuidado de la piel es la neutralización de los radicales libres. Los estudios demuestran que la vitamina C ayuda al proceso de regeneración natural de la piel debido a sus excepcionales propiedades antioxidantes. Este proceso le permite a su cuerpo reparar las células de la piel dañadas. De hecho, usar vitamina C como parte de su rutina de cuidado de la piel puede ayudar a compensar parte del daño causado por la contaminación del aire y los rayos ultravioleta.

También hay muchos beneficios relacionados con la belleza que puede obtener de la vitamina C. ¿La vitamina C ayuda a tonificar la piel? Absolutamente. De hecho, los estudios demuestran que esta podría ser una de las mejores vitaminas antienvejecimiento que existen. Incluso puede favorecer un cutis suave, brillante y uniforme.

También se ha demostrado en estudios que la vitamina C tiene un beneficio hidratante para la piel, lo que la ayuda a lucir más brillante y joven. Las investigaciones también indican que la vitamina C reduce la inflamación, lo que podría reducir el enrojecimiento.

Algunas personas afirman que incluso ayuda a reducir las ojeras.

Entonces, la pregunta no es: ¿cómo ayuda la vitamina C a tu piel? pero ¿qué no puede hacer? Los beneficios de la vitamina C para la piel son abrumadores, lo que demuestra que podría ser el momento de incorporarla a su rutina diaria de cuidado de la piel.

¿Cuál es la mejor forma de vitamina C para el cuidado de la piel?

Ya hemos respondido a la pregunta de qué tan importante es la vitamina C para la piel. Pero, ¿qué forma es la ideal si quieres mejorar la salud de tu piel? Si bien es posible obtener suficiente vitamina C a través de una dieta saludable, no hay forma de garantizar que este nutriente llegue a la piel.

Entonces, ¿cuál es la mejor forma de vitamina C para el cuidado de la piel? Este nutriente viene en una variedad de formas. Es posible que haya oído hablar del ácido ascórbico puro (ácido L-ascórbico) y del fosfato de ascorbilo y magnesio (MAP). Si bien el ácido ascórbico puro ha sido más investigado y muestra beneficios óptimos, puede haber otras formas que también funcionen bien. Sin embargo, se ha demostrado en estudios una y otra vez que la forma de ácido ascórbico puro penetra la barrera cutánea, aumentando así los niveles dentro de la piel.

Si busca maximizar los beneficios de la vitamina C para la piel, también puede considerar el uso de productos tópicos. Los tópicos no solo son fáciles de usar, sino que también brindan acceso directo a la piel.

Puede obtener resultados aún mejores utilizando vitamina C con otras vitaminas. Según algunas investigaciones , utilizadas juntas, la vitamina C y la vitamina E pueden duplicar la protección contra los radicales libres y el daño de los rayos UV.

Aún así, no hay nada de malo en tomar sólo tabletas de vitamina C para la salud de la piel. Los suplementos de vitamina C también pueden proporcionar otros beneficios para la salud que mejoran su bienestar general.

Incorporar vitamina C a su rutina de cuidado de la piel

Hemos explicado cómo la vitamina C ayuda a la piel. Ahora solo te queda decidir cuál es la mejor forma de incorporarlo a tu rutina de cuidado de la piel. Por supuesto, debes asegurarte de hacer todo lo posible para mejorar la salud de tu piel interna y externamente, por lo que es importante evaluar todas las opciones de aplicación.

Usar un tópico (o suero) que incluya vitamina C suele ser más efectivo que los tónicos o cremas estándar. Solo asegúrese de que el suero contenga ácido ascórbico puro para penetrar eficazmente la barrera de la piel. Si puede, elija un producto que también incluya vitamina E para obtener una doble dosis de antioxidantes.

Además de los productos tópicos para el cuidado de la piel con vitamina C, existen otras formas de aprovechar los beneficios de la vitamina C para la piel, como llevar una dieta saludable rica en vitamina C y tomar suplementos.

De hecho, echemos un vistazo a todos estos métodos con más detalle.

Comer alimentos ricos en vitamina C para la piel

Si bien la vitamina C puede ser bastante potente desde un punto de vista tópico, no se pueden discutir los beneficios de agregarla a su dieta. De hecho, si usa un producto tópico y toma suplementos que incluyen la forma activa de vitamina C, obtendrá la misma forma de vitamina C que se encuentra en los alimentos saludables.

El otro beneficio de obtener vitamina C en los alimentos es que mejora su salud general. Además, es posible que pueda evitar gastar en productos adicionales, lo que le permitirá gastar más en alimentos saludables.

Afortunadamente, la vitamina C se encuentra en una amplia variedad de alimentos. Si desea una bebida rica en vitamina C, considere el jugo de naranja, el jugo de toronja, el jugo de tomate y vegetales o un batido elaborado con esos mismos alimentos.

Los alimentos ricos en vitamina C incluyen:

  • papayas
  • kiwis
  • Pimientos
  • fresas
  • melones
  • Brócoli
  • naranjas
  • Mangos
  • Coles de Bruselas
  • col rizada
  • Coliflor
  • Pomelo

Para obtener un suministro diario de vitamina C, sólo necesitaría comer ½ taza de pimientos rojos dulces o beber ¾ de taza de jugo de naranja. Realmente es así de sencillo recibir todos los beneficios de la vitamina C para la piel.

Tomar suplementos de vitamina C para la piel

También puedes tomar pastillas de vitamina C para la salud de la piel si sientes que no obtienes suficiente sólo a través de tu dieta. Evaluemos cómo utilizar las cápsulas de vitamina C para la salud de la piel.

Las cápsulas tienden a ser la opción más popular, pero no son el único tipo de suplemento. También puedes comprar vitamina C masticable si tienes problemas para tragar las cápsulas. Además, hay algunas opciones de gomitas disponibles, pero es posible que desees considerar el contenido de azúcar en estas opciones. Dicho esto, los suplementos líquidos suelen absorberse mejor y pueden mezclarse fácilmente con una variedad de bebidas.

Los suplementos en polvo no son las opciones más populares, pero ofrecen muchos beneficios. Primero, la opción es flexible. Puedes beberlo con cualquier líquido o agregarlo a tu batido favorito. Además, son fáciles de llevar mientras viaja. Los polvos también se pueden usar para hacer tus propias cápsulas si deseas una dosis personalizada.

Puede elegir su suplemento de vitamina C como producto independiente o como multivitamínico. Si busca mejorar su salud en general, un multivitamínico puede ser el camino a seguir. Solo asegúrese de calcular lo que obtiene de su dieta para asegurarse de no tomar más de la dosis recomendada.

Uso de productos tópicos para el cuidado de la piel

Algunas personas prefieren la facilidad de aplicar la vitamina C directamente sobre la piel. Puede comprar un suero de vitamina C o elegir productos para el cuidado de la piel con vitamina C añadida.

Si decide comprar un suero de vitamina C, asegúrese de que venga en un frasco oscuro, ya que la vitamina C se descompone fácilmente una vez que se expone al aire o a la luz. Sin embargo, el vidrio oscuro ayuda a que la vitamina se mantenga estable y aumenta su eficacia. Si planeas usar un suero a diario, aplícalo antes de usar cualquier otro humectante.

Además, no te excedas en su aplicación. Los sueros de vitamina C son bastante potentes, por lo que sólo debes usar unas pocas gotas a la vez. Comience con una concentración más baja y vaya aumentando si necesita más. Y asegúrese siempre de seguir las instrucciones del frasco para asegurarse de usarlo correctamente.

Pautas de ingesta diaria recomendada de vitamina C

Según la Oficina de Suplementos Dietéticos , la dosis diaria recomendada de vitamina es de 75 mg para mujeres y 90 mg para hombres. Las mujeres que están amamantando o embarazadas pueden necesitar más, hasta 120 mg.

Los niños necesitan una dosis mucho menor de vitamina C, que oscila entre 25 y 75 mg al día. Sin embargo, sólo debe darles a los niños suplementos de vitamina C si lo recomienda un pediatra.

El nivel máximo de ingesta tolerable de vitamina C en adultos es de 2000 mg. Este es el número que nunca se debe superar. De lo contrario, podría sufrir efectos adversos para la salud.

La vitamina C se considera un compuesto natural y generalmente se considera segura. Sin embargo, consumir demasiado podría provocar algunos efectos secundarios, como dolores de cabeza, náuseas, enrojecimiento de la piel y vómitos. También puede aumentar sus posibilidades de desarrollar cálculos renales. Y aunque es posible que desee recibir todos los beneficios de la vitamina C para la piel, es importante que hable sobre todos los suplementos nuevos con su proveedor de atención médica.

Además, si elige utilizar una fórmula a base de piel, deberá estar atento a las alergias. Si tienes piel sensible, es posible que tengas que probar algunos productos antes de encontrar el adecuado para tu piel. Y antes de usar un suero en un área grande, pruébelo primero en un área pequeña para asegurarse de que no sea alérgico.